“Estamos todos en la misma barca y somos llamados a remar juntos”, fueron las palabras del Papa Francisco durante su homilía en el momento extraordinario de oración por la pandemia por el COVID-19 realizado a fines de marzo de 2020; que plantea múltiples desafíos para la humanidad, especialmente para los migrantes, refugiados y solicitantes de refugio, quienes han visto incrementada su situación de vulnerabilidad, viendo precarizada su calidad de vida, así como el acceso a derechos como salud física y mental, alimentación, trabajo y particularmente a solicitar protección internacional.

Con más de un millón de ciudadanos venezolanos en nuestro país y con el proceso de preinscripción migratoria que viene promoviendo la Superintendencia Nacional de Migraciones, es necesario tener claridad acerca de los deberes y derechos de la población migrante, en especial de los niños, niñas y adolescentes migrantes y refugiados.

Taller organizado por la Sección Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Peruana en alianza con Caritas Chosica.

Facilitador: Lic. Luis Monteagudo Peña, especialista legal de la Dirección General de Niñas, Niños y Adolescentes del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables

Con el apoyo del proyecto EUROPANA

👉Inscríbete en este link: https://acortar.link/hshGf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.