BOGOTÁ, Colombia – ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y la Red de Migración Internacional Scalabrini (SIMN), han firmado un memorando de entendimiento (MoU por sus siglas en inglés) esta semana, formalizando la duradera colaboración entre ambas organizaciones.

El acuerdo, que se firmó el martes en uno de los albergues del SIMN en Bogotá, refuerza la colaboración de una década y pone especial énfasis en la provisión de asistencia de emergencia y albergue. El acuerdo también incluye trabajo en servicios de educación, salud pública y protección a lo largo de rutas clave en áreas fronterizas por donde pasan las poblaciones desplazadas.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, elogió la sólida colaboración con el SIMN, particularmente en la región de América Latina, donde observó de primera mano el papel vital que desempeñan en la protección y promoción de la dignidad y los derechos de los refugiados, migrantes y personas desplazadas. El albergue en Bogotá sirve como un hogar seguro para familias desplazadas que de otro modo dormirían a la intemperie, brindándoles asesoramiento legal y psicosocial, albergue, asistencia médica y herramientas para la integración social y los medios de vida.

“Es significativo celebrar nuestra reforzada colaboración en este albergue, que es un lugar de generosidad y humanidad”, dijo Grandi. “Este es el hogar de muchos refugiados y migrantes de Venezuela y colombianos desplazados y representa un modelo de solidaridad”.

En el espíritu del Pacto Global, ambas organizaciones refuerzan su compromiso para trabajar en soluciones a largo plazo desde el inicio de las crisis, mejorando la autosuficiencia de las personas refugiadas, fomentando la inclusión y proporcionando apoyo sostenible a las comunidades que han sido desplazadas forzosamente y a sus comunidades de acogida.

“Este convenio de cooperación representa un marco para ampliar y fortalecer nuestra mútua colaboración en los distintos países donde ACNUR y los Misioneros Scalabrinianas ya están trabajando de manera conjunta en la implementación de diferentes programas de protección a refugiados, desplazados internos y apátridas”, enfatizó el P. Sergio Dall’Agnese, Presidente de la Red de Migración Internacional Scalabrini (SIMN).

La firma de este MoU coincide con la visita de Grandi a Colombia y Costa Rica para dar visibilidad a las necesidades humanitarias de personas refugiadas y otras poblaciones desplazadas en la región así como de sus comunidades de acogida que están luchando frente al impacto de la pandemia de COVID-19.

10 de febrero – Para más información, favor contactar a:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.