Semana Migrante

La migración es un fenómeno humano que ha alcanzado una dimensión planetaria:

Según Naciones Unidas, en el mundo existen 244 millones de personas en situación de movilidad humana, de esta cifra, casi 50 millones, son niños y niñas, que han atravesado fronteras o han tenido que desplazarse a la fuerza; de este total 11 millones son refugiados y solicitantes de asilo. En nuestro país, más de 3,800 000 millones de peruanos están en el exterior, de esta cifra el 8,9% son menores de edad; a esto hay que sumar también los miles de menores en movilidad producto de la migración interna y los miles de víctimas de trata de personas, especialmente niños y niñas.

La Iglesia en el Perú, a través de la Conferencia Episcopal Peruana, estableció mediante Resolución N°015-2007-CEP el cambio del día del migrante por “Semana Nacional del Migrante y su Familia” a celebrarse en torno a la primera semana de junio; con el espíritu de ir generando espacios de reflexión sobre el tema migratorio en todas las Iglesias e Instituciones del país, así como en el exterior, donde residen un gran número de peruanos. La Semana del Migrante y su Familia pretende ser un espacio que lleve a la comunidad nacional e internacional, a reflexionar y tomar conciencia sobre el tema de la movilidad humana. Parte del Mensaje que el Santo Padre dirige todos los años por la Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado y un aspecto específico sobre dicha realidad migratoria en el país; por ejemplo, este año el tema es “Emigrantes menores de edad”. Buscar ser un espacio de diálogo, reflexión y sensibilización en torno a la realidad migratoria nacional, siguiendo las orientaciones de la Iglesia; a fin de concienciar a los potenciales migrantes para una migración segura y exhortar a la sociedad receptora, a tener una actitud de respeto y acogida hacia el migrante.

Durante la Semana del Migrante y su Familia, las diferentes Jurisdicciones Eclesiásticas, parroquias, comunidades, se reúnen en torno a los materiales preparados y distribuidos por la Pastoral de Movilidad Humana, para reflexionar el tema propuesto mediante: talleres, debates, conversatorios, celebraciones litúrgicas, obras teatrales, dependiendo de la creatividad de los Pastores.

Recursos

ver Afiche
ver Folleto