FRONTERA ECUADOR PERÚ

En el año 1990 el conflicto entre Perú y Ecuador causó mucho dolor a todas las familias ecuatorianas y peruanas. El 26 de octubre de 1998 se firmó el Tratado de Paz entre los dos países hermanos; el mismo año hubo el fenómeno del niño, el cual atacó la zona norte del Perú donde hubo pérdidas humanas, grandes hectáreas de cultivo; generando desempleo en el país pero con el Tratado de Paz recién firmado, muchos habitantes del Perú viajaron Ecuador de forma irregular en busca de trabajo y mejores días fueron aproximadamente 100.000 peruanos que llegaron a este país a ciudades como: Cuenca, Loja, Machala y se emplearon sobre todo en temas de agricultura, comercio, minería informal y formal. En este contexto las parroquias católicas y fuerzas civiles dieron respuestas a muchas personas irregulares acogiéndolos en sus comunidades locales.

En el año 2003 – 2004 se evidencia la necesidad de coordinar acciones de ambos lados de la frontera; se establecieron mecanismos de coordinación con las Defensorías de Pueblo de los dos países, para atender los casos de defensa de derechos humanos; se organizaron campañas de sensibilización para las autoridades; se estableció este primer contacto con actores eclesiales y autoridades civiles de Tumbes, Chulucanas, Chiclayo y Piura para difundir información sobre la situación y necesidad de ayudar a los migrantes; se promueve el dialogo entre la Iglesia, sociedad civil, organizaciones de peruanos y autoridades para atender el fenómeno migratorio.

Síntesis de los encuentros realizados hasta la fecha

El I Encuentro Binacional se desarrolló en la ciudad de Loja en el mes de noviembre del año 2004. En este primer encuentro se veía la necesidad de promover la humanización del proceso migratorio, que nos preocupamos por las personas y su dignidad. Entre las líneas de acción acordadas estuvieron:

1. Incidencia: políticas migratorias, respeto derechos humanos
2. Sensibilización: informar y formar a las autoridades
3. Atención: en caso de regularización, violación derechos humanos, emergencias
4. Organización de migrantes
5. Socializar información
6. Coordinación binacional

El II Encuentro Binacional (Chulucanas, mayo 2005) se realizó en el marco de atender con prioridad y agilidad el problema de la detención de migrantes peruanos en condiciones irregulares. Para esto se tomaron líneas de acción:

1. Coordinación binacional
2. Sensibilización: autoridades
3. Atención y asesorías (manual informativo)

III Encuentro Binacional (Cuenca, julio 2006). Existía una gran comunidad peruana en la ciudad de Cuenca y en algunos sectores de la ciudad se encontraban viviendo en situaciones inhumanas y de extrema pobreza. Este encuentro se realizó para analizar el contexto y evaluar los logros anteriores para diseñar acciones comunes. Entre las líneas de acción estuvieron:

1. Incidencia Política
2. Sensibilización y concientización: autoridades
3. Atención y asesoría legal y psicosocial
4. Promoción social de los migrantes
5. Fortalecimiento de la capacidad de intervención

El IV Encuentro Binacional (Tumbes, agosto 2007) fue mirado a consolidar y fortalecer los esfuerzos entre las iglesias hermanas en defensa de los derechos humanos de los migrantes. Entre las líneas de acción estuvieron:

1. Levantamiento de información de los 2 países
2. Capacitación/Formación
3. Comunicación/Sensibilización
4. Incidencia/fortalecimiento de Redes
5. Acogida y acompañamiento

El V Encuentro Binacional (Piñas, julio 2008) tenía como objetivo realizar actividades, en el marco de las líneas estratégicas, que fortalezcan el trabajo de la Pastoral Fronteriza en la promoción y defensa de los derechos de las personas en movilidad. Entre las líneas de acción estuvieron:

1. Incidencia/Redes
2. Comunicación/Sensibilización

VI Encuentro Binacional (Chiclayo, agosto 2009). Las pastorales coordinen y empujen la regularización de personas migrantes, mediante el acuerdo que se estableció en octubre 2008 sobre el estatuto migratorio permanente ecuatoriano-peruano. En la reunión de los presidentes y ministros de Ecuador y Perú, realizada en Piura – Tumbes, los obispos de los dos países presentaron un documento, el cual manifestaba la preocupación de la Iglesia por el tema de los migrantes. Este documento fue bien acogido por la presidencia y ministros de ambos países.

VII Encuentro Binacional (Guayaquil, agosto – septiembre 2010). Se elaboró un mensaje, en el cual se comunica lo siguiente: “Exhortamos, al conjunto de la Iglesia de Ecuador y Perú, a brindar la respectiva importancia y apoyo a la Pastoral de Movilidad Humana, en el marco de la Pastoral de conjunto, y responder al tema, desde iniciativas parroquiales. (…)”

El VIII Encuentro Binacional (Chulucanas, noviembre 2011) se realizó en el marco de dos objetivos: (1) Fortalecer los espacios de información y comunicación en temas migratorios fronterizos, a través de agentes de pastoral debidamente capacitados para realizar un trabajo de orientación y comunicación/sensibilización a la población migrante, a sus familias y la población en general; y (2) Asegurar la presencia de la Iglesia y de las personas en movilidad, en espacios y momentos políticos para posicionar el tema, con voz ética y profética.

En el IX Encuentro Binacional (Zamora, agosto 2012) se trabajó el tema “Movilidad Humana y medio ambiente en frontera”. Y el objetivo del encuentro fue consolidar el acompañamiento de los procesos migratorios, a través de las pastorales, promoviendo el respeto a la dignidad humana frente a los impactos ecológicos actuales en Perú y Ecuador; toma de conciencia de ambos países en cuanto a los problemas ecológicos, la minería informal.

En el X Encuentro Binacional (Piura, septiembre 2013) se trabajó el tema Movilidad Humana, Trata y tráfico de personas – Situación laboral en fronteras”.

TRIPLE FRONTERA PERÚ CHILE BOLIVIA

Si bien los flujos migratorios entre Bolivia, Chile y Perú, a través de sus pasos fronterizos habilitados (Tambo Quemado-Chungará, Pisiga – Colchane y Santa Rosa – Chacalluta), han sido constantes en la historia de los tres países, solamente a partir del año 2002 es que las iglesias locales pasan a interpelarlos a partir de la perspectiva de una Pastoral de Movilidad Humana (PMH).

La primera acción pastoral específica, entre los inmigrantes y refugiados en la triple frontera Bolivia, Chile y el Perú, se dio en el año 2002-03, con las visitas realizadas por los directores nacionales de PMH, desde La Paz, Lima y Santiago. La pastoral de movilidad humana comienza a organizarse y coordinarse como región de diócesis fronterizas solo a partir del año 2005, con la llegada de los Misioneros Scalabrinianos a Arica y la implementación del proyecto “fronteras solidarias”, cuya ejecución se extendió hasta fines del 2011, cuando los Scalabrinianos se retiran de la región.

Primer encuentro de obispos y agentes pastorales (2004, Diócesis de Tacna, Perú)

Tenía como objetivo elaborar un Plan de Acción Pastoral de Movilidad Humana para esta zona fronteriza y solicitar a los padres Scalabrinianos. Para la implementación y ejecución del PAP, se invitará a la congregación de los Misioneros de San Carlos – Padres Scalabrinianos.

Segundo encuentro de obispos y agentes pastorales (2008, Diócesis de Iquique, Chile)

Tenía como objetivo evaluar el tercer y último año de la presencia Scalabriniana en esta misión de frontera, identificar nuevos desafíos y proyectar nuevas acciones, para seguir atendiendo pastoralmente a las personas en situación de movilidad por los pasos fronterizos de Bolivia, Chile y Perú.

Tercer encuentro de obispos y agentes pastorales (2011, Diócesis de Tacna, Perú)

El objetivo fue mejorar el conocimiento de los movimientos migratorios fronterizos y el trabajo pastoral que realiza la PMH en las comunidades de origen, tránsito y destinos de los inmigrantes. Capacitar a los agentes, en algunos aspectos importantes: religiosidad popular, trata, tráfico y refugio. Profundizar, tanto en la reflexión como en las nuevas respuestas que debemos dar a las personas que viven en situación de movilidad en fronteras.

Cuarto encuentro de obispos y agentes pastorales (2013, Diócesis de Oruro, Bolivia)

El objetivo fue dar continuidad al trabajo de reflexión y acción pastoral entre los migrantes, refugiados, solicitantes de asilo y victimas de trata y tráfico en la triple frontera de Bolivia, Chile y Perú.

Quinto encuentro de obispos y agentes de pastorales (2015, Antofagasta, Chile)

El objetivo del encuentro fue reflexionar, recoger experiencias y proyectar el desarrollo de una pastoral específica en el origen, tránsito y acogida en el acompañamiento espiritual y humano de las personas migrantes en las fronteras de nuestros países.

Dinámicas fronterizas Peru – Chile

DESCARGAR DOCUMENTO